La sombra del trauma en la adicción

La sombra del trauma en la adicción. Un trauma infantil puede aumentar considerablemente el riesgo de desarrollar una adicción.
Traumas infantiles y adicciones

La sombra del trauma en la adicción: Cómo sanar las heridas del pasado.

En un mundo de oscuridad como es el de la adicción, más a menudo de lo que puede parecer se esconden las sombras de traumas que se quedaron pendientes por resolver, muchos de ellos con origen en nuestra infancia.

Lo mejor será que empecemos por el principio, porque ¿qué es un trauma?

Hace unos meses alguien del equipo de Brisa se cortó mientras fregaba los platos. El vaso se le resbaló de las manos, entre otras cosas porque tiene manos de mantequilla 😉 el vaso se rompió y un cristal le cortó un poco el dedo.
Desde entonces, esa pequeña, pero profunda herida, además de dejarle una cicatriz, estuvo durante un tiempo dándole molestias en el dedo.

Si tuviésemos que describir un trauma sería como esa herida que te deja una huella tan profunda dentro de ti que es como una marca muy dolorosa en todo tu interior como persona.

Seguro que más de una vez, a veces incluso de forma divertida, has dicho que algo te ha traumatizado, pero tú tan bien como nosotros sabes que un trauma no es ninguna broma.

Un trauma es una respuesta emocional a algún hecho que nos ha ocurrido y que nos produjo tanta angustia que supera nuestra capacidad de hacerle frente. Una situación que nos ocurrió, emocionalmente tan doloros y que nos crea tal desconsuelo que sobrepasa nuestra capacidad de afrontarlo, además de provocarnos distintas situaciones en nuestra personalidad.

Y es que la vida está llena de tantos altibajos como situaciones difíciles e inesperadas. Dentro de todo esto, a veces nos tenemos que enfrentar a situaciones tan aterradoras o abrumadoras que nos dejan una marca profunda que puede afectar a nuestra salud mental y emocional.

¿Qué nexo puede existir entre un trauma de la infancia y la adicción?

Un trauma infantil puede aumentar significativamente el riesgo de desarrollar algún tipo de adicción.
Nexo entre un trauma de la infancia y la adicción
  • Experiencias demoledoras como el maltrato físico o el abuso sexual generan sentimientos como el terror, el sentimiento de indefensión y hasta de vergüenza que marcan profundamente la vida.
  • Una falta de atención, de cuidado, incluso de afecto por parte de padres o cuidadores, puede generar en cualquier menor la tristeza que genera el sentimiento de abandono, soledad y baja autoestima.
  • Una de las pesadillas que desgraciadamente siguen viviendo muchos niños y niñas es la violencia doméstica. Crecer en un entorno dónde existe a diario violencia física o verbal entre padres o familiares, puede llegar a generar un ambiente rodeado de miedo e inseguridad.
  • Otro de los traumas puede llegar a ser algo tan impactante en la vida como es un accidente grave o una enfermedad. Esta amenaza, que puede aparecer de golpe y que afecta a la integridad física, puede generar un trauma profundo en niños y adultos.

¿Cuánto de verdad hay en la relación entre un trauma y la adicción?

Existe, y está ampliamente estudiado, que entre un trauma y una adicción existe una unión con distintos nexos que las hace estar estrechamente ligadas.

Determinadas experiencias traumáticas, especialmente aquellas vividas durante la infancia, pueden llegar a dejar cicatrices tan profundas que si no se sanan pueden aumentar el riesgo de desarrollar determinadas conductas relacionadas con algún tipo de adicción.

Los efectos que un trauma puede dejar en nuestro cerebro no son fáciles de entender, ya que son complejos y duraderos, cada persona lo experimenta de forma distinta dónde el cuerpo libera hormonas del estrés como el cortisol y la adrenalina.

Estas hormonas son muy importantes, ya que las necesitamos para determinados estados de nuestra vida, aunque si se liberan de forma crónica, tienen efectos no tan deseados en el desarrollo de nuestro cerebro, por lo tanto, puede afectar a nuestra salud mental.

Consecuencias de sufrir traumas en la infancia

  • Algo muy significativo es la dificultad para regular las emociones, ya que puede afectar la capacidad de una persona para manejar distintas emociones como pueden ser la ira, la tristeza o el miedo. Sufrir este tipo de situaciones te lleva a no saber manejar y a solucionar buscando mecanismos para afrontarlos como el abuso de sustancias o determinados comportamientos adictivos en esa búsqueda de querer olvidar ese dolor emocional que se padece.
  • Otro punto importante y que seguro que te suena es la autoestima, aunque más bien de lo que se trata es la sensación de baja autoestima. Y es que determinadas experiencias traumáticas que arrastramos a lo largo de nuestra vida, nos daña tanto la autoestima y la imagen de nosotros mismos que nos hace personas con un sentimiento de no merecer amor o felicidad. Estos casos hacen que pueda aumentar la condición de vulnerabilidad a la adicción, ya que a causa de esta baja autoestima, buscamos sustancias o incluso actividades (juego, compras compulsivas…) que nos proporcionen una falsa sensación temporal de suplir una necesidad, haciendo de ella una vía de escape.
  • Problemas de apego, de afecto, o cariño, pueden llegar a tener como causa un trauma, y es que este puede interferir en nuestra capacidad de poder formar relaciones sanas y duraderas. Esto hace que nos aísle socialmente, dando como resultado recurrir a algún tipo de adicción como forma de llenar ese vacío emocional.

Sanar heridas, la mente y el cuerpo

Ahora que ya sabemos que la conexión entre trauma y adicciones existe, también te podemos confirmar que a la vez es una unión compleja. La buena noticia es que existen tratamientos eficaces que pueden ayudar a sanar y romper este ciclo de adicciones.

Eso sí, ten en cuenta, que admitir y afrontar el trauma es parte fundamental en este proceso de recuperación. Porque comprender la raíz de la enfermedad de la adicción es necesaria para desarrollar los mecanismos de tener la posibilidad de tener una vida libre de adicciones.

La adicción no es una elección, sino una enfermedad compleja y con orígenes profundos que hay que estudiar para llevar a cabo el tratamiento eficaz que ayude a sanar el trauma y romper el ciclo de la adicción.

Brisa lo formamos un equipo psicológico y terapéutico dónde a través de talleres individuales y en grupo, formamos un camino sólido a través de un seguimiento diario para poder llegar hasta la recuperación.

Además, contamos con un teléfono activo para el paciente, incluyendo fines de semana.

Entre todos tenemos en nuestras manos no echar hacia atrás el camino que hemos recorrido hacia la recuperación.

Brisa -Centro Sanitario Terapéutico especializado en adicciones

C/ Armengual de la Mota, Nº 27, 2ª Planta. 29007 Málaga.

Telf: 644 25 64 92

informativas@brisadicciones.com

Comparte:

Más Publicaciones

Serie Euphoria en HBO

Euphoria

Euphoria, la serie de adolescentes en HBO que habla sin tapujos a todas las edades. Una serie que ha dejado huella en nuestro director terapéutico, Álvaro por la forma en que refleja la problemática del mundo de las drogas.

Las adicciones en Navidad

Las adicciones en Navidad

Cuando la Navidad se ve y se vive de forma diferente. Acabamos de comenzar un mes muy especial. El primer fin de semana del mes de diciembre se ha convertido en el pistoletazo de salida para celebrar ¡La Navidad!

Regístrate a nuestro newsletter y consigue de regalo nuestro cuaderno Cómo detectar una adicción.

Descubre que una nueva vida sin drogas es volver a empezar a vivir.

Tu guía gratuita

Qué es una adicción, cómo entender la situación de la persona que la padece y cómo lo vive su entorno más cercano. Incluye test cómo detectar una adicción.
Cómo detectar si existe una adicción

Déjanos un mensaje